lunes, 28 de julio de 2008

Cancelan Sin Rodeos (una pena)


Ayer domingo se transmitió por Canal N (cable mágico) el último programa de Sin Rodeos, programa producido por la ONG Instituto de Defensa Legal-IDL desde noviembre de 2002 y que se emitía los domingos a las 9:00PM.



Bajo la conducción de Hans Landolt, Sin Rodeos ofrecía al televidente una alternativa interesante y, ciertamente, diferente a los programas periodísticos dominicales. Resistiéndose a ser meramente coyuntural, Sin Rodeos desarrollaba su propia agenda, siempre buscando tocar el fondo de las cuestiones a través de entrevistas e informes.


Como destacaba Susana Villarán a raíz de la salida del aire del programa de radio de Hildebrandt, una sociedad democrática necesita de opiniones críticas para combatir la corrupción, la tendencia al autoritarismo o -nos permitimos agregar- simplemente para aportar otras perspectivas que ayuden a mejorar cómo se vienen haciendo las cosas.


Por ello creemos que la cancelación de Sin Rodeos es una pena, fuera de que se compartiera o no el enfoque (había uno muy claro) -y que el tío Landolt podía ser un poco monnnse-, era un aporte para el objetivo de que los ciudadanos nos formemos una opinión libre, nuestra opinión libre, luego de contrastar diversas perspectivas.


Lógicamente, Sin Rodeos no era una programa viable desde una perspectiva de mercado, éste nos ofrece una televisión que difícilmente rompe el índice de mediocridad habitual, débil y sometida al poder económico y político.


El último bloque que trasmitió Sin Rodeos ayer estuvo dedicado a la Comisión de la Verdad y Reconciliación-CVR… Sin Rodeos murió en su ley.

No hay comentarios: