martes, 8 de julio de 2008

El APRA sí sabe distinguir Gobierno/Partido/Estado... ¿o no?

Tremendo escandalete que se ha armado en relación al VladiSpotAproGobernista(?), mis amigos (prometo dejar de ver fulanos y menganos). Si usted no tiene idea de lo que hablamos, despabile su ignorancia.

Pues bien, ciertamente es indignante que hayan hecho ese spot y, sobre todo, que pretendan tomarnos el pelo diciendo que lo pagó el APRA. Así fuera verdad -pese a parecer claro que utilizaron dinero del Estado-, sigue siendo gravísimo que un partido seudodemocrático, actualmente en gobierno, utilice a un corrupto-asesino-ladrón calificado (y con varias condenas), como vocero, como si algo de lo que diga pueda otorgar validez o legitimidad a un argumento para rechazar la protesta.

En fin, a lo nuestro, como saben Mauricio Mulder ha declarado que "Hay gente que confunde gobierno con partido y eso es lo que debe haber pasado"; insinuando que la distinción es clara para todos los compañeros. ¿Lo es?

En relación a la Encuestocracia que adorna(?) nuestro sidebar, revisamos hace unos días las portadas del mes de junio del diario oficial El Peruano. Esto resulta muy útil ahora, ya que nos permitará comprobar el teorema Mulder: saber si aquel se viene comportando como lo que debiera ser, un diario del Estado o, en realidad, como un diario del gobierno nacional (o, peor, como pasquín aprista).

Nos complace anunciar, siguiendo al compañero Mulder, que hemos llegado a la conclusión que el APRA sí sabe distinguir las categorías Gobierno/Partido/Estado... ¿o no? Saquen sus propias conclusiones:


Todos los Alan, el Alan en 25 de 30 portadas posibles. Les dijimos que sacaran sus conclusiones, pero en lo que respecta a este post, les mentimos; la conclusión es: el APRA sí sabe distinguir las categorías Gobierno/Partido/Estado, pero da igual, Alan es una derivación de todas.

29 comentarios:

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

Entrevista a trompicones (1952) Aunque Paco Igartua no simpatizaba con el APRA, tuvo la oportunidad de entrevistar al líder aprista Víctor Raúl Haya de la Torre, quien entonces aspiraba a llegar al sillón de Pizarro. Así es como cuenta esta insólita experiencia periodística… una “aventura” donde sufrió la agresión de los búfalos, los conocidos matones apristas, y tuvo que arreglárselas para que su nota se publique en el diario El Comercio. Aquella entrevista a Haya –escribe Igartua– fue en un encuentro en el restaurant “Ches Víctor”, de la Plaza San Martín, seguido de unas preguntas presentadas por escrito en La Tribuna, el diario aprista. (…) Las preguntas habían sido debidamente presentadas, con anuencia del entrevistado, y las respuestas se habían concretado en los cachiporrazos de sus búfalos. (…) “El Comercio” me pidió si podía variar algo la redacción, para no aparecer reproduciendo una entrevista del diario competidor, a lo que de inmediato me allané. Así también se publicó en “El Comercio” aunque con redacción variada, la misma historia de las preguntas a Haya, con la pateadura aprista por respuesta.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

Este es el apra corrupta, jamas han cambiado, es su esencia, no????

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

En la década del 90, con el advenimiento del gobierno de Alberto Fujimori Fujimori en binomio letal con Vladimiro Montesinos, se aplicó un sistema de copamiento estatal en las empresas periodísticas nacionales con miras a servir de soporte mediático para los planes que se había trazado quienes pretendían perpetuarse en el poder. De esta forma decidieron apoderarse de la revista Oiga, a fin de utilizarla para sus nefastos fines. En ese entonces Montesinos dejó grabadas estas palabras: “Igartua es un hombre muy difícil”.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

...los tiempos no cambian..no????

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

En una bien montada estrategia para cumplir con sus objetivos, ese Gobierno instituyó la figura del “acoso tributario” como arma de represión financiera para presionar despiadadamente a cuanto ciudadano no estuviera de acuerdo con el régimen, convirtiéndose en la principal instrumento de ejecución de la mafia. La Sunat de aquella época recibió todas las prerrogativas del caso para que haga los mejores esfuerzos en doblegar a los medios de comunicación, en especial a aquellos considerados “independientes”, los pocos que lograban mantenerse en pie, como la revista Oiga.

A través de su denominado “escuadrón de la muerte”, los inspectores de la Sunat, misma Gestapo en versión peruana, realizaban insistentes visitas a la Empresa Editora Eusko-Andina S.A, la compañía encargada de la edición de la revista Oiga desde el año de 1978, acosándola todas las semanas.

Sin un motivo aparente que lo justifique, Eusko-Andina era irracionalmente intervenida por estos funcionarios tributarios cada 30 días, y cuando se retiraban por fin eran reemplazados inmediatamente por otro escuadrón de la muerte que, orden en mano, no entendían razones.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

y como no van a tener los apristas, el apoyo de casi todos los medios...!!!!!

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

El Apra no cambia, jamas lo hizo, es como las personas que nacen de mala leche, hagan lo que hagan, se creeran lo que dicen, cueste lo que le cueste.

Pero aqui estamos, los que no pensamos con ellos, y no somos diez, sino miles.

Acuerdesen de la famosa frase creada por Don Paco Igartua: el Apra dispara por ambos cañones.

N.N. dijo...

Sí, yo también sospecho que están en las mismas Jhon. Simplemente han aprendido más mañas y se han fujimorizado.
Saludos,
N.N.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

Con orgullo vi como poco a poco mis padres fueron logrando el techo propio. El sueño de su generacion, y de un lustro vi como el gobierno aprista destruyo a mi generacion. El Apra es puro cuento, lo crearon personas que solo buscaban ocupar el poder, y que no asumieron los errores que provocaron. ¿Quien nos devuelve la sonrisa de nuestros padres?, ¿quien se como el sapo que el Apra ha cambiado?.

En verdad no puedo perdonar a quien mato a mi familia, a quien asesino a mi generacion.

Y lo peor es que esos asesinos andan entre nosotros.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

Si quieren saber la historia del Apra, les recomiendo la lectura de todas las revistas Oiga desde 1948 hasta el 05 de septiembre de 1995.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

¡Tú crees que con dos millones de dólares yo me iba a quedar aquí!

Si bien la brecha entre el director de Oiga y el Apra tenía vieja data, esta se agrandó con el incidente que el maestro relata líneas abajo: era el año de 1985 y Paco había sido invitado por el empresario pesquero Isaac Galsky a un desayuno de amigos. La cita iba a contar con la presencia de Alan García Pérez. Galsky, un viejo conocido de Paco Igartua, era también amigo del líder aprista. En su acucioso libro “Siempre un extraño”, Paco cuenta esta historia de por sí alucinante:

No fue arbitraria la oposición que mantuvo Francisco –desde el arranque– contra el presidente Alan García. No fue producto de su pésima opinión sobre el APRA, que venía de años atrás. Fue por un hecho muy objetivo, mejor dicho por una expresión sumamente reveladora, que Francisco tomó partido, desde el inicio, contra Alan García. Lo hizo como director de Oiga, el semanario que refundó al dejar Caretas. Ocurrió en un desayuno, en casa del poderoso empresario pesquero Isaac Galsky, a pedido –según cree Francisco- de Alan García, en esos momentos presidente electo, o sea poco antes de asumir el mando, de cruzarse la banda presidencial en el pecho y recibir el titulo de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, cargo que daba la impresión de subyugarlo tanto como la presidencia. Fue un desayuno íntimo, al que asistió, además del esplendido y bondadoso anfitrión, el doctor Jorge Pastor, eficaz consejero legal de Galsky. Fue un desayuno con manjares tan especiales que sólo al acaudalado y solícito Isaac Galsky se le ocurre ofrecer. También fue largo ese desayuno. Se habló de todo y Francisco aprovechó la ocasión para insistir en dos puntos: en señalar que el problema número uno en el Perú era el terrorismo, principalmente el de Sendero y en la necesidad de licenciar a toda la policía para crear otra nueva, totalmente distinta, con asesoramiento extranjero y con una moral remozada. –Lo que no quiere decir que vayas a aprovechar la ocasión para hacerla aprista. Alan García era muy aficionado al tú—, por eso te insisto en que la nueva organización sea conducida por una misión extranjera, la que evaluaría al personal con limpia foja de servicios, los únicos que tendrían opción para reintegrarse a la nueva institución. La mayoría de la actual policía esta corrompida hasta el tuétano y no sirve para nada, ni siquiera para ser reformada. Y es la policía, con su servicio de inteligencia, la que debe combatir al terrorismo. Alan García le dio la razón a Francisco, aunque le hizo un chiste sobre la apristización de la policía, por lo que Francisco interpreto que eso –aprovechar a la policía para su partido– era lo que pensaba hacer. Sobre el terrorismo García fue tajante y lanzó una frase tremenda: –Los voy a liquidar como sea. No voy a tener piedad. Francisco no se imagino las masacres en las cárceles que ocurrían no mucho después. Matanzas que alegraron las estrechas mentes de mucha gente de derecha, porque tontamente creyeron que con esos asesinatos quedarían aniquilados los comandos de Sendero. (Todavía no había caído el muro de Berlín y el marxismo estaba vivo en las universidades, canteras de nuevos cuadros senderistas). No sólo se habló de política. Alan García es hombre ameno, de simpatía desbordante, conversador ágil, amigo de hacer bromas. Por ejemplo, de pronto se volteó y le dijo a Galsky: - Si te llaman, no contestes el teléfono. No quiero cadáveres en la mesa. Se refería a la tarea que cumple en la comunidad judía el audaz pesquero. Galsky está encargado de una misión nobilísima, aunque nada agradable: se ocupa de lavar a los muertos. Apenas muere un miembro de la comunidad judía, sea rico, pobre ó mendigo, Galsky sale como bombero al recibir el aviso. Abandona cualquier reunión, por importante que sea, y acude a la casa del fallecido para cumplir con el rito del lavado. Un gesto que muestra los afanes espirituales, el alma delicada, de un hombre que se apasiona haciendo negocios: -yo soy industrial por las circunstancias. Mi vocación es comprar y vender, es el comercio. Alega también no ser político. Su política, dice, es “ayudar a los gobiernos para que los peruanos podamos hacer buenos negocios”. La conversación que era cordial y distendida, cambió de un momento a otro gracias a Alan. Bruscamente se enfrentó a Francisco: - Ustedes los periodistas están acostumbrados a calumniar y que no les pase nada. Ahora las cosas van a cambiar. Tú, por ejemplo, has dicho e insistido en Oiga que Corea del Norte me dio dos millones de dólares en una caja de zapatos. ¡Eso es una calumnia! Por lo pronto, allí no entran dos millones de dólares. ¿Sabes qué venia en esa caja? –¿Sólo cien mil?– Alan García se puso más colérico: -Había una paloma de cerámica y se ve en las fotos que tomaron dentro de la embajada. (En esos momentos Corea del Norte no tenia embajada sino una delegación comercial, que se convirtió en embajada durante el gobierno aprista). –Bueno, seria paloma, pero los rumores hablaban de dólares y nosotros recogimos esos rumores… de fuentes muy confiables, que nos merece fe. Y aquí, alzando la voz, Alan García replico con una frase que dejo frio a francisco y desconcertó a Galsky y a Pastor. –¡Tú crees que con dos millones de dólares yo me iba a quedar aquí! Era una confesión que lo desnudo. En aquellos momentos era presidente electo y se pronunciaba como el estudiante bohemio que había sido en Europa y nunca dejaría de serlo en sus entretelas íntimas. Francisco nada le contestó. Se quedó mudo unos minutos, anonadado por lo que acababa de escuchar. Fue Alan el que reanudó la charla en torno amable, sin tomar en cuenta ni sospechar lo que había dicho. Volvió la cordialidad en la misma forma exabrupta con la que inició sus violentas quejas por el rumor hecho público de la caja de zapatos, “con una paloma de cerámica dentro, no con dos millones de dólares”. Cuando acabo el desayuno y se despidió Alan, amigable y palomilla como le gustaba ser, Francisco le comentó a Galsky:

-¿Cómo se puede apoyar a un irresponsable, que ha dicho lo que ha dicho? ¡Que con dos millones de dólares no se queda en el Perú! Y ya Alan es nada menos que el presidente de este país. Galsky le rogó a Francisco que no fuera a escribir sobre el tema. El hecho había ocurrido en su casa y el había invitado al amigo a una reunión informal, no al periodista. Naturalmente que Francisco no reveló la frase de Alan García, pero su opinión sobre el flamante presidente ya la tenía formada. Con esas pocas palabras Alan García se había desnudado moralmente ante él. (58)

Esta breve discusión que tuvieron en aquel entonces Igartua con García en casa del amigo Galsky pareció marcar el preámbulo de una historia de desencuentros no tanto con los apristas sino más bien con su joven líder, cuya edad apenas frisaba la treintena. JHON BAZAN, Oiga! Don Paco!, Cuadrilátero Político.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

-¿Cómo se puede apoyar a un irresponsable, que ha dicho lo que ha dicho? ¡Que con dos millones de dólares no se queda en el Perú! Y ya Alan es nada menos que el presidente de este país. Galsky le rogó a Francisco que no fuera a escribir sobre el tema. El hecho había ocurrido en su casa y el había invitado al amigo a una reunión informal, no al periodista. Naturalmente que Francisco no reveló la frase de Alan García, pero su opinión sobre el flamante presidente ya la tenía formada. Con esas pocas palabras Alan García se había desnudado moralmente ante él. (58)

Esta breve discusión que tuvieron en aquel entonces Igartua con García en casa del amigo Galsky pareció marcar el preámbulo de una historia de desencuentros no tanto con los apristas sino más bien con su joven líder, cuya edad apenas frisaba la treintena. JHON BAZAN, Oiga! Don Paco!, Cuadrilátero Político.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

-¿Cómo se puede apoyar a un irresponsable, que ha dicho lo que ha dicho? ¡Que con dos millones de dólares no se queda en el Perú! Y ya Alan es nada menos que el presidente de este país. Galsky le rogó a Francisco que no fuera a escribir sobre el tema. El hecho había ocurrido en su casa y el había invitado al amigo a una reunión informal, no al periodista. Naturalmente que Francisco no reveló la frase de Alan García, pero su opinión sobre el flamante presidente ya la tenía formada. Con esas pocas palabras Alan García se había desnudado moralmente ante él. (58)

Esta breve discusión que tuvieron en aquel entonces Igartua con García en casa del amigo Galsky pareció marcar el preámbulo de una historia de desencuentros no tanto con los apristas sino más bien con su joven líder, cuya edad apenas frisaba la treintena. JHON BAZAN, Oiga! Don Paco!, Cuadrilátero Político.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

-¿Cómo se puede apoyar a un irresponsable, que ha dicho lo que ha dicho? ¡Que con dos millones de dólares no se queda en el Perú! Y ya Alan es nada menos que el presidente de este país.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

En noviembre del año 2005, amigos de Garcia decidieron comprar la revista Oiga. Les soy sincero las finanzas de la empresa estaban out, luego de estar en "juicios por recuperar la marca desde el año de 1998" y termas personales que algun dia publicare en un libro, pero dijimos que no. Estas personas ofrecieron "comprar todo", derechos de marcas y sobre todo el archivo periodistico personal de Paco Igartua. Meses antes nos visitaron varias "hienas", pero seguimos pa adelante... y pese a todas las presiones... no se vendio...

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

¿Como es posible que no haya ninguna denuncia contra altos funcionarios apristas en este segundo gobierno aprista?

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

En esta fria semana de agosto limeña les adjuntare la transcripcion de la ultima acta de la empresa Editora Eusco - Andina, donde se habla del capitulo final de la revista Oiga, editada por esta empresa desde 1978.

Finalmente, lean Oiga, y publiquen sus comentarios, les dejo amplia libertad de utilizar todo el archivo periodistico digitalizado.

El Apra, esta entre nosotros, los criminales estan entre nosotros!!!!

Anónimo dijo...

OIGA: N° 393. Lima, 15 de agosto de 1988. Pág. 80.


COLOQUIOS


*La inteligencia en acción:


-Díganos señor ministro, ¿va a haber aumento de sueldos para los maestros?
-No sé, pero el señor presidente me ha dicho que diga…
-¿De cuánto será el aumento señor ministro?
-No sé, pero el señor presidente me ha dicho que diga que la escala remunerativa del magisterio tiene primera prioridad.
-Pero, señor ministro, ¿de todas maneras habrá aumento?
-No sé, pero el señor presidente me ha dicho que diga que eso depende de la caja fiscal…
-¿Y cuál será la escala de aumentos, señor ministro?
-No sé, pero el señor presidente me ha dicho que diga que la escala no la fija el ministerio de Educación sino el ministerio de Economía y Finanzas.
-¿O sea que usted no tiene nada que ver con el bienestar del magisterio?
No sé, pero creo que no, por lo que me ha dicho el señor presidente…


*¡A esto se llama la inteligencia en acción!

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

EN PLENO PRIMER GOBIERNO ASI SE COMPORTABA UN MINISTRO... ¿Y COMO QUE EL APRA SABE DISTINGUIR?... ALANCITO SIGUE SIENDO LA MISMA PERSONA MEDICADA!!!


OIGA: N° 393. Lima, 15 de agosto de 1988. Pág. 80.


COLOQUIOS


*La inteligencia en acción:


-Díganos señor ministro, ¿va a haber aumento de sueldos para los maestros?
-No sé, pero el señor presidente me ha dicho que diga…
-¿De cuánto será el aumento señor ministro?
-No sé, pero el señor presidente me ha dicho que diga que la escala remunerativa del magisterio tiene primera prioridad.
-Pero, señor ministro, ¿de todas maneras habrá aumento?
-No sé, pero el señor presidente me ha dicho que diga que eso depende de la caja fiscal…
-¿Y cuál será la escala de aumentos, señor ministro?
-No sé, pero el señor presidente me ha dicho que diga que la escala no la fija el ministerio de Educación sino el ministerio de Economía y Finanzas.
-¿O sea que usted no tiene nada que ver con el bienestar del magisterio?
No sé, pero creo que no, por lo que me ha dicho el señor presidente…


*¡A esto se llama la inteligencia en acción!

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

Reproducimos una importante denuncia de carácter político para mostrar los recursos originales que se dieron en la revista, donde los aspectos creativos llevados al campo del conceptualismo, permitieron generar una crítica contundente.


ESPACIO A DISPOSICIÓN DEL
MINISTERIO DEL INTERIOR




















(Este espacio lo reservamos para informar sobre la
prometida conferencia de prensa que anunció
el ministro Barsallo Burga para demostrar,
balanza en mano, que los pesado 7,996
cajones desembarcados del “Sabogal” sólo contenían
10 mil fusiles y 10 millones de cartuchos.
Según demostramos en nuestra anterior edición,
el peso del embalaje fue superior, ampliamente,
al peso de las armas y municiones,
lo que permite sospechar que los cajones trajeron
más armas y municiones que las declaradas.
¿Dónde fue a parar el resto? Al cerrar la semana,
Barsallo no encontraba seguramente la balanza
adecuada para hacer su demostración.
¿Fue otra rectificación imposible a OIGA?


OIGA: Nº 374. Lima, 4 de abril de 1988.Pág. 7

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

Ojo: eso paso hace 20 años...¿han camviado los apristas?...¿?

Reproducimos una importante denuncia de carácter político para mostrar los recursos originales que se dieron en la revista, donde los aspectos creativos llevados al campo del conceptualismo, permitieron generar una crítica contundente.


ESPACIO A DISPOSICIÓN DEL
MINISTERIO DEL INTERIOR




















(Este espacio lo reservamos para informar sobre la
prometida conferencia de prensa que anunció
el ministro Barsallo Burga para demostrar,
balanza en mano, que los pesado 7,996
cajones desembarcados del “Sabogal” sólo contenían
10 mil fusiles y 10 millones de cartuchos.
Según demostramos en nuestra anterior edición,
el peso del embalaje fue superior, ampliamente,
al peso de las armas y municiones,
lo que permite sospechar que los cajones trajeron
más armas y municiones que las declaradas.
¿Dónde fue a parar el resto? Al cerrar la semana,
Barsallo no encontraba seguramente la balanza
adecuada para hacer su demostración.
¿Fue otra rectificación imposible a OIGA?


OIGA: Nº 374. Lima, 4 de abril de 1988.Pág. 7

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

Acta de la junta de directorio de la Empresa Editora Eusco Andina S.A, donde se acredita el acoso tributario que sufrio la revista Oiga.

El documento es inedito, y en el se demuestra tambien que el actual Alcalde de Lima, se hizo el -mudo- en ayudar a darle algo mas de vida a Oiga.



ACTA DE SESION DE DIRECTORIO

En la ciudad de Lima, siendo las 16:00 horas del día viernes 01 de setiembre de 1995, en el local de la sociedad, sito en Paseo Parodi Nº 508, San Isidro, se reúnen los siguientes Directores de la Empresa Editora Eusco Andina S.A, Srta. Carolina Arias Córdova y el Sr. Francisco Igartua R. actuó como presidente la Srta. Carolina Arias y como Secretario el Sr. Francisco Igartua, dejándose constancia expresa de que se cuenta con el Quórum de Ley a fin de adoptar los acuerdos materia de la convocatoria.

Hizo uso de la palabra la Srta. Carolina Arias para efectos de presentar su renuncia irrevocable al cargo de Presidente del Directorio y Gerente General, dejando constancia de su agradecimiento por la confianza depositada por el Directorio desde su ingreso en 1978 a la fecha. A su vez manifestó lo siguiente e hizo entrega de un informe y sobre la situación con la venta del inmueble:

1. Todo el personal de Empresa Editora Eusco Andina S.A. ha sido debidamente liquidado de acuerdo a Ley.

2. Con la venta neta de la publicidad se cancelara parte de la deuda de las AFP que quedarían en la siguiente situación.

Deuda Pendiente

AFP Horizonte S/. 4,093.66 CANCELADA
AFP Nueva Vida S/. 2,36.92 CANCELADA
AFP El Roble S/. 45,000.00 CANCELADA
AFP Horizonte S/. 4,093.66 CANCELADA

3. Saldo Pendiente al Banco Continental S/. 17,595.55.
4. Deuda por servicio de teléfonos US$/. 2,500.00.
5. Deuda IPSS S/. 124,000.00.

Con respecto a la deuda del IPSS se les ha insistido permanente por escrito, entrevistas y llamadas telefónicas desde hace un año atrás para que cumplieran con el Contrato 1814-6CRM-94, e inclusive 15 días antes de la aparición de la ultima edición Nº 756 programada para el 5 de setiembre, se envió una comunicación por escrito con fecha 21 de agosto, manifestándoles que la última opción de poder cancelar nuestra deuda pendiente, era con la publicación de un suplemento de 16 o 30 paginas, si así lo preferían, lamentablemente no respondieron.

6. Deuda Tributaria SUNAT.

Saldo pendiente D.S. Nº 048-94-PCM S/. 163.50
Deuda Enero desde 1994 a la fecha S/. 720.00

Asimismo, se envió una carta con fecha 21 de agosto de 1995 y se tuvo una entrevista personal con el Sr. Adrián Revilla el día viernes 25 de agosto, para explicarle la situación y lamentablemente no aceptaron nuestra propuesta.

Hay que dejar la debida constancia, que de la misma manera se trabajo durante mas de un año exclusivamente para insistir permanentemente, vía cartas por escrito, así como entrevistas con las máximas autoridades, tanto publicitarias, como con los Sres. Guerra García y el propio Superintendente, para efectos de explicarles nuestras propuestas y solicitarles que hagan efectivo su contrato de canje publicitario.

En ese aspecto dijeron que los iban a estudiar; jamás nos respondieron y antes de los 15 días de la aparición de la última edición, se les volvió a solicitar que con un suplemento de las páginas que fueran necesarias podía la Empresa Editora Eusco Andina S.A. pagar sus deudas, lamentablemente no fue aceptada.

La Srta. Arias, asimismo, manifestó que en el caso de que se decidiera reflotar la empresa, de acuerdo a las varias propuestas, allí se tiene el estudio elaborado por IMASSEN con fecha 25 de junio de 1995 y en el supuesto caso con los futuros accionistas no se llegase a ningún acuerdo, ella recomendaba que la empresa debería declararse en INSOLVENCIA por medio del D.L. 26116. También explicó que todos los detalles y procedimientos están en el informe que se ha entregado al Sr. Francisco Igartua.

Con respecto a la parte contable, se ha solicitado al Sr. Max Meza para efectos de que prepare un balance general de situación al día con todos los respectivos intereses y con toda la información al día para que se pueda proceder ya sea para el relanzamiento y /o para la presentación a la insolvencia de INDECOPI, para ambos casos estamos a su disposición para cualquier situación, suya y/o del nuevo directorio.

Deja debida constancia, que se trabajo hasta el último momento intentando dejar saneado sobre todo la parte tributaria, lamentablemente pareciera que razones políticas no permitieron que así fuera. No habiendo más asuntos que tratar, se suspendió la sesión a fin de redactar la presente acta, la que fue leída y aprobada sin observaciones, firmándola en señal de conformidad. Luego se levanto la sesión siendo las 19:30 horas.


FRANCISCO IGARTUA ROVIRA

CAROLINA ARIAS CORDOVA

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

5. Deuda IPSS S/. 124,000.00.

Con respecto a la deuda del IPSS se les ha insistido permanente por escrito, entrevistas y llamadas telefónicas desde hace un año atrás para que cumplieran con el Contrato 1814-6CRM-94, e inclusive 15 días antes de la aparición de la ultima edición Nº 756 programada para el 5 de setiembre, se envió una comunicación por escrito con fecha 21 de agosto, manifestándoles que la última opción de poder cancelar nuestra deuda pendiente, era con la publicación de un suplemento de 16 o 30 paginas, si así lo preferían, lamentablemente no respondieron.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

Y que responde el mudo: ??????????

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

Esta acta obra en los archivos de la revista oiga, hoy de mi propiedad, y es la primera prueba -hay otras- que el alcalde Castañeda estuvo en el complot de cierra puertas, del Estado fujimontesinista contra la Empresa Editora Eusco Andina S.A.

El mudo, llamado asi publicamente, atraves de un vladivideo de Montesinos con Calmell del solar, no cumplio con hacer efectivo el canje acordado por parte del estado con las empresas que tenian deudas con la Sunat y el IPPS.

Lo que me molesta de gran manera, es el hecho que el dia en que Paco Igartua llamo personalmente a Castañeda, este a traves de su secretaria que se encontraba con el telefono a la mano, le grito lo siguiente: DIGALE AL SEÑOR IGARTUA, QUE DIGO YO, QUE NO ESTOY!!!!!!.

Indudablemente, la respuesta de un sinverguenza, oportunista, que ocupa en el IPSS, un cargo de confianza!!!!!

revistaoiga dijo...

Este es un ejemplo de una empresa que cierra para no vender su linea editorial... es el testimonio que nos dejo de Paco Igartua.

revista oiga dijo...

Este es un ejemplo de una empresa que cierra para no vender su linea editorial... es el testimonio que nos dejo Paco Igartua.

Y que se calle la boca Uri Ben Schmuel, que de judas se queda corto!!!!!

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

EDITORIAL
Chino, ¿contigo hasta la muerte? *

Francisco Igartua


Es casi ocioso iniciar este editorial condenando el golpe militar del 5 de abril y repetir lo que e1 el Perú ilustrado comenta: que el ingeniero Alberto Fujimori, al violar la Constitución y autoproclamarse dictador, amo absoluto del país, ha perdido la legitimidad que le dieron los votos y su juramento de lealtad a la Constitución. Fujimori ha dejado vacante la presidencia constitucional. También es ocioso añadir que este golpe militar favorece a Sendero y a la demagogia, y abre la oportunidad para que cualquier oficial, de cualquier arma, alce la bandera de la rebelión en defensa de la Constitución, de la legitimidad. democrática, y lleve a la cárcel al dictador, a los golpistas y a las instituciones civiles que los apoyan.

El ingeniero Fujimori ha asesinado la democracia con el falaz argumento de que el Parlamento es inútil y el Poder Judicial un nido de ladrones. Como si a la hora de lavar trapos sucios saliera favorecido el ingeniero Fujimori, quien todavía no aclara si hubo o no hubo defraudación tributaria en sus negocios inmobiliarios y si fue legal el obsequio de Pampa Bonita que le hizo el Apra; y como si su gobierno ya hubiese aclarado la denuncia de su propia esposa, acusando de inmorales y rateros -no sólo de ropa- a los asesores y parientes del ingeniero Fujimori.

Pero, siendo cierto que un gran porcentaje de la población no comparte la opinión de la civilidad ilustrada, bueno es no insistir en un análisis conceptual que, unos por ignorancia y otros por intereses menudos, no desean oír.

Mejor será recordar el pasado y más que el pasado remoto el pasado algo más reciente. Me remitiré a recuerdos vividos.
Algunos años atrás, cuando los jóvenes de hoy aún no habían nacido, la política peruana estaba dominada por una pequeña casta favorecida por la diosa fortuna y por los mandones de turno, siempre militares. Los políticos y los periodistas independientes ejercían la oposición con el riesgo permanente de ir a parar a la cárcel o al destierro. La irrupción del Frente Democrático, que llevó a la presidencia al doctor José Luis Bustamante y Rivero, fue una corta primavera democrática que terminó con el golpe "Restaurador" del general Odría y la devolución de sus privilegios a la casta tradicional. A esa dictadura la derrocó el pueblo y la juventud, pero a Palacio ingresó el representante de los privilegiados: Manuel Prado, vinculado al Banco Popular y a las múltiples empresas de su familia. Eran épocas de inquietud por la justicia social. Y era justificada esa preocupación porque los campesinos, en gran parte del país, estaban en condición de siervos y los negocios -todos los negocios del Perú- no podían sustraerse al control de la casta tradicional. ¡Los impuestos del Estado los cobraba una compañía particular, vinculada a la banca, que no sólo no pagaba intereses por el dinero que cobraba -y retenía por tiempo indefinido- sino que obligaba al Estado a pagarle comisiones usurarias! ¡Un país cuyo gobierno no manejaba ni sus propias rentas!... El triunfo electoral del arquitecto Femando Belaúnde respondió a esas inquietudes. Sin embargo, en 1968 el descontento popular, irritado por la mesura del régimen, se fue encrespando hasta clamar a gritos por un nuevo golpe. El gobierno de Belaúnde, según la mayoría, no iba lo suficientemente rápido en las reformas que la modernidad de la época exigía... Y las multitudes aplaudieron al general Velasco cuando apresó y deportó al presidente constitucional, clausuró el Congreso "que cobra por hablar y no hacer nada" y defenestró a los "corruptos" del Poder Judicial.

Yo estuve entre los creyentes en que "esta vez sí sé impondría la moralidad en este país de corruptos". Y sigo creyendo que no faltó buena voluntad en los militares que destruyeron el orden constitucional en aquel entonces. Pero una cosa es la buena voluntad y otra los resultados del quebrantamiento del orden legal y democrático. La Revolución del 68 significó el mayor desastre de nuestra historia y se cumplió lo que una vez me confió el general Velasco, aunque exactamente al revés de lo que él imaginaba: "En veinte años vamos a poner este país patas arriba y nadie lo va a reconocer". Así fue.

Los aplausos y los frenéticos "¡Chino, contigo hasta la muerte!" fueron haciéndose cada vez más débiles y los mismos ciudadanos que ayer aplaudían comenzaron a silbar a la dictadura y a reclamar contra los ladrones del gobiemo militar.
Enseguida vino el asalto a los periódicos, las prisiones, persecuciones y deportación de periodistas. Jamás hubo tinieblas más oscuras para la libertad de prensa.

¿Qué quedó de la Revolución, de su libro azul, de las hermosas esperanzas que despertó con sus Reformas? Pauperizó al campo, empobreció a las ciudades, paralizó las inversiones, malversó miles de millones de dólares, producto de préstamos que todavía no hemos podido pagar, y dejó sembradas algunas estériles ideas que Alan García recogió y puso en práctica: revolución popular, antiimperiaismo.

La Reforma Agraria, la estrella guía de la sensibilidad de moda, es símbolo de ese estremecedor fracaso.

Así fue como se jodió el Perú. Ese es el resultado de las interrupciones constitucionales, de los mesías que se creen dueños de la verdad y que caen en delirios cesáreos. Así han acabado siempre y así siempre acabarán los asesinos de la democracia y la libertad. Comenzarán siendo aplaudidos al autoproclamarse dictadores -las multitudes deliran ante la audacia- y jamás lograrán siquiera una lágrima al ser derrocados.

Ese es el camino que ha escogido el ingeniero Fujimori al ponerse al frente del golpe militar del domingo 5 de abril. Un camino que hoy muchísimos peruanos ven con simpatía porque están ansiosos de tener esperanzas, de aplacar el hambre y las pesadumbres aunque sea con ilusiones. Pero un camino que no tiene otro destino que más ruina, más lágrimas, más pesares para el Perú y los peruanos. Y poca o ninguna libertad de prensa.

¿Por qué ha de ser bueno este golpe militar si fueron nefastos todos los anteriores, sobre todo el de Velasco, en el que se entrenaron los asesores y conductores del pronunciamiento del 5 de abril?

Se trata de un golpe militar montado desde antes que asumiera el mando el ingeniero Fujimori, con la manifiesta intencionalidad de violar la Constitución que, como presidente, juró respetar y hacer que se cumpla. De ahí que, apenas iniciado su mandato, se dedicó a agredir con inusitada violencia a un Parlamento que aún no había abierto la boca; una agresión que no cesó, a pesar de los llamados a la concertación que le hacían las Cámaras, mientras sus asesores de Palacio -el gabinete real- iba montando la campaña publicitaria, orientada por la mente maligna de Segisfredo Luza -siquiatra desquiciado que asesinó a uno de sus pacientes-, destinada a introducir en la ciudadanía la idea de que el Parlamento era corrupto, se llenaba de dinero, no trabajaba y era inepto. A él se debía, según la sibilina propaganda gubernamental, la imposibilidad de que el régimen cumpliera su programa. (Programa. que jamás se conoció porque nunca lo ha publicado, ni antes de las elecciones ni después del triunfo electoral del ingeniero Fujimori y sus compañeros de fórmula, San Román y García).

La misma campaña se fue haciendo contra el Poder Judicial, tan lleno de defectos como el Parlamento y el Poder Ejecutivo, tan ajeno al país real como las otras dos instituciones básicas del orden democrático y tan necesitado de limpieza y reformas como el país entero.

Y acusando a los otros dos poderes de pecados sin cuento -algunos de ellos criticables con sobrado fundamento- el ingeniero Fujimori no hizo muchas cosas que hoy está haciendo y que nunca nadie le impedía hacer: obligar, por ejemplo, a que los militares destacados en el Huallaga hagan declaración jurada de bienes declaración que él no ha hecho-, actuar con energía contra las avionetas de los narcotraficantes e ingresar a los penales a poner orden. Son acciones a las que estaba obligado y no ejecutaba, sin que hubiera oposición alguna para que cumpliera su deber...

Nada justifica el golpe y nadie que no sea un caído del palto puede creer en las promesas, mil veces incumplidas, del ingeniero Fujimori. Tan incierto es el ofrecimiento de que respetará la libertad de prensa, como la promesa de que podrán actuar libremente los partidos políticos. Y eso del plebiscito es un engañabobos que hace cómplices del golpe a los que lo promocionan. Aprobar el plebiscito, que es el sistema electoral de los tiranos y no de las democracias, es aprobar la dictadura y el pisoteo de la Constitución.


ARCHIVO PERIODISTICO REVISTA OIGA - JHON BAZAN AGUILAR - publicado el 13 de abril de 1992.

JHON BAZAN AGUILAR dijo...

Este es el Apra...

http://flickr.com/photos/jhonbazanaguilar/2888389295/